jueves, 11 de octubre de 2007

Q.E.P.D. Francis

Ayer, a las 18:30 horas, víctima de trombosis, falleció en un hospital del sur del Distito Federal Francis (su nombre verdadero fue Francisco García Escalante), a la edad de 49 años. Sus restos serán llevados a Campeche, su estado natal, donde será velado y posiblemente creamado. Se acabó el glamur de su show travesti, gay, del cual era icono. En las entrevistas le molestaba la pregunta de “¿cómo te llamo? ¿Eres ella o él?” A lo que contestaba, a veces con severidad: “¿Cómo me ves?” Buscó siempre salir con atuendos finos, no viejos, aunque en los pasados años, durante sus presentaciones, ya no estaba tanto tiempo en el escenario. Gustaba de ser entrevistado mientras se maquillaba para la siguiente actuación. Su camerino era su elemento, siempre rodeado de plumas, de artefactos mil, como labiales, sombras, brillos, rubores. La magia de los colores iban cambiando su físico, hasta hacerlo una mujer en actitud y esencia. Las noches del Blanquita no volverán a ser las de antes. El glamur gay en el teatro de Eje Central se fue con él. Advertía: “Cuidado, aquellos señores de la primera fila, no les vaya a sacar un ojo uno de mis travesti”.




Su show atrajo durante una década a una considerable clientela al Teatro Blanquita, ya que, aceptaba, vienen algunos por morbo –“se preguntan si tenemos huevos o nos los cortamos”– y otros nada más para divertirse ‘’con el buen espectáculo de lentejuelas y tacones altos que les ofrecemos”, dijo hace años a La Jornada. Imitó a Yuri, a Alicia Villarreal, a Lucero, a Silvia Pinal y a Pilar Montenegro personificadas por los travestis que obligan a un parroquiano a comentarle al de al lado: “’oye, esa que salió de Lucerito y luego con un plumaje tiene muy buena nalga, ¿será hombre?” ‘“Aquí hay que dudar de todo”, fue lo que obtuvo por respuesta. Francis aseguraba que su doble vida no le causaba mayor problema y afirmaba: a Francisco García Escalante le pueden gritar puto en la calle, pero a Francis, por las noches, en el teatro, le dicen mamacita y se arrancaba con el tema Soy como soy, que es con el que caía el telón. Acostumbraba bajarse el estrés yéndose a un espa de Pachuca. El tiempo pasaba, pero no ocultaba su edad. Preaparaba un video y se presentó por última vez en función doble en el teatro de La Paz de Puebla, el pasado 5 de octubre.

Fuente: La Jornada, UNAM

Nuestro más sentido pésame, Francis no sólo era una gran artista sino un ícono para la comunidad gay, travesti y transexual de México y latinoamérica. Que en paz descanse.